Principal

 

Camacho Gregorio - pintor

Click para agrandar imágenes.

Solicite información acerca de piezas específicas, tamaño, materiales,

inversión.

Plaza San Jacinto, Año 1986, óleo sobre lienzo, 50 x 40 cms

 

El crítico Eduardo Blanco Estrada presenta la siguiente síntesis

 

Gregorio Camacho nace en Barquisimeto, estado Lara, en 1933.

 

Muy joven asiste a la Escuela de Dibujo de Barquisimeto. Entre sus profesores e influencias docentes destacan: Francisco Reyes García y Lida Daza.

 

Ingresa luego en la Escuela de Artes Plásticas de Barquisimeto; y recibe clases del propio Requena.

 

A inicios de los sesenta, trabaja como profesor de manualidades en la escuela Granja La Mata, al tiempo que mantiene el oficio de pintor.

 

En 1966 viaja a Caracas a estudiar arquitectura y el año siguiente participa con dos piezas, en una colectiva realizada en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela.

 

En 1971 abandona cualquier otra actividad distinta a la pintura. En 1972 realiza su primera individual con gran aceptación y su obra se va haciendo más conocida. En 1974 realiza su segunda individual en la Galería Aurora de Caracas, con un éxito rotundo. Ese mismo año gana el premio "Paleta de oro" de la Sala Reverón.

 

El crítico Pérez Peralta elogia su pintura.

 

Se residencia cercano a la Plaza de El Silencio; y revitaliza la temática caraqueña; pintando escenas dinámicas y cotidianas; muy distintas a la versión colonial y estática que acostumbrábamos recibir del arte.

 

La calle verdadera es su mayor inspiración: buhoneros, restaurantes, tráfico, etc

 

En 1978 estudia varios semestres de Escuela de Arte, en la Universidad Central de venezuela.

 

En 1981 trabaja con el Consejo Nacional de la Cultura; y en 1982 trabaja como Director de Museos del Municipio Libertador de Caracas.

 

Se mantuvo activo realizando exposiciones hasta el año 2000.

 

Artista conciente e intelectual.  Figurativos de espátula que exigen un espectador participativo en la reconstrucción de la realidad. El ser humano en pleno accionar; y su contexto. Escenas simples, cotidianas y genuinas. La calle, la plaza, el parque, el mercado, la fiesta...la soledad

 

Estilo propio y reconocible. Sin detalle de rostros presenta a seres anónimos, universales. Puede ser quienquiera. Ello hace que el espectador se sienta aún más identificado.

 

Muere en Caracas. Año 2002.

 

 

Principal